A mi jermu no le alcanza una buena cepillada que además se toca el clítoris a full.
DESCARGAR VÍDEO
A mi jermu no le alcanza una buena cepillada que además se toca el clítoris a full.

La putona de mi jermu es una perra en celo que no puede más de la calentura que por lo general tiene. Vive con la concha ardiendo y, como para muestra basta un botón, qué mejor que demostrar que lo que digo es así, publicando este flor de polvo que le di a la atorranta la otra tarde. Como la muy calentona no paró de buscarme durante toda la tarde, aproveché el momento en que nuestros pibes no estaban en la casa para descargar toda mi leche en ella. Mi jermu es tan viciosa de la pija que parece que quería sentir todavía más placer porque cuando me la estaba garchando la flaca empezó a tocarse el clítoris como loca.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed