Pintó pete en el kiosco y la puta de mi novia se tragó toda la leche para no dejar evidencias.
DESCARGAR VÍDEO
Pintó pete en el kiosco y la puta de mi novia se tragó toda la leche para no dejar evidencias.

Cuando la puta de mi novia se apareció de golpe en el kiosco donde laburo, supe que la noche se iba a poner interesante porque esta turra no da puntada si hilo. Tal y como lo había pensado, la yegua alzada andaba con ganas de tomarse su dosis de lechona así que ahí nomás nos acomodamos en un costado del mostrador y, aprovechando que no había clientes en ese momento, la calentona me bajó la bragueta y empezó a chuparme la poronga como si no hubiese un mañana. Tan caliente estaba la atorranta que hasta se filmó en el momento en que se tomaba toda la crema de una y jugaba con ella con su jeta de petera.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed