Por fin me garché a pleno a la putita de mi sobrina sin que nadie nos interrumpiera.
DESCARGAR VÍDEO
Por fin me garché a pleno a la putita de mi sobrina sin que nadie nos interrumpiera.

Esta es la segunda vez que intento cogerme a la putita de mi sobrina y la primera que por fin lo logré. La primera se frustró porque la boluda de mi hermana, o sea su madre, nos pescó justo con las manos en la masa y tuvimos que inventarle cualquier cosa para que no se armara el quilombo del siglo. Es por eso que esta vez aprovechamos para hacer de las nuestras en mi casa directamente, cosa de asegurarnos de que nadie nos rompiera la pelotas. Y lo bien que hicimos porque la pendeja putita por fin se pudo relajar con el tío y me terminó entregando de una vez por todas ese culito hermoso que tiene.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed