Costó un poco pero cuando ese culito se abrió fue la gloria para mi pija.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Costó un poco pero cuando ese culito se abrió fue la gloria para mi pija.

Cuando la putita de mi novia por fin me entregó el culo después de haberla remado en dulce de leche al pedírselo mil millones de veces, la verdad es que me dieron muchas ganas de dejar registro de ese momento así que se me ocurrió filmarla con mi teléfono celular mientras me la empomaba a más no poder. La guacha se acomodó bien sobre la cama, con el ojete al aire, cosa de que me resultara más fácil meterle la verga por el hoyo y ahí nomás me pidió que fuera despacio. Despacio las pelotas, enseguida me la fui cogiendo como si no hubiera un mañana y le abrí bien ese culo hasta dejárselo hecho una flor.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed