Esta cordobesa trola no paró de chillar como toda una cerdita con cada pijazo que le di.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Esta cordobesa trola no paró de chillar como toda una cerdita con cada pijazo que le di.

La cordobesa que me levanté a la salida de un teatro en Carlos Paz es una bailarina de un espectáculo medio pedorro pero con cada yegua sobre el escenario que da calambre. Con un poco de chamuyo y unos cuantos tragos encima después de haber ido a tomar algo a un bar de la peatonal, es que logré que la guacha me entregara la concha en la habitación del hotel donde se está quedando, en el centro de la ciudad. Tanto chilló como una chanchita que creo que el resto de los huéspedes del lugar escucharon todo porque ella no paraba de gemir con cada pijazo que le iba metiendo por la conchita apretada.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed