Estaba reventado después de haber laburado como un perro todo el día pero la puta de mi jermu me logró parar la pija para volteármela.
DESCARGAR VÍDEO
Estaba reventado después de haber laburado como un perro todo el día pero la puta de mi jermu me logró parar la pija para volteármela.

Llegué del laburo hecho percha pero aún así la atorranta de mi jermu se las arregló como pudo para que se me parara la pija y quedara lista y preparada para que me la cogiera. La perra en celo empezó a hacerme masajes, de esos que levantan hasta a un muerto, y no paró de sobarme la quena por un buen rato hasta que por fin se me paró la chota. Cuando la verga se me paró no me quedó otra más que seguirle el juego a esta atorranta que estaba como loca de lo desesperada que tenía la concha por unos cuantos pijazos bien metidos hasta el fondo. Le di matraca lo más fuerte que pude, sin parar hasta ver cómo tenía el orgasmo más largo de toda su vida, y su argolla me apretaba bien la poronga en el mientras tanto.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed