Fin de semana rompiéndole el orto a esta flaca del gimnasio

Descripción

Ya iban varias veces que esta mina se me insinuaba para darle duro por la cola pero yo como buen hombre de familia, educado y respetuoso de las buenas costumbres me decía a mí mismo que no caería en la tentación de acabar con el orto de esta flaca, pero tanto uno no puede resistir, soy un ser humano y la pija se me ponía dura a causa de las poses sexuales que disimuladamente la rubia hacía cuando pasaba yo por su lado, entonces fue que pensé este último fin de semana que darle una garchada de aquellas inolvidables harían que las cosas se calmen y fue exactamente lo que pasó, la llevé a una casa que tengo en las afueras de la ciudad y la reventé a pijazos, me parece que fue lo justo para ambos y para el mundo.