Le di pija con fuerza a mi novia por no dejarme cenar tranquilo

3 min | Categorías: Petardas , Sexo Anal , Tangoporno
Descripción

La trola de mi novia es una pendeja atrevida a la que le encanta pedirme que me la coja en los momentos menos oportunos. Un ejemplo de lo que digo se dio hoy cuando en pleno almuerzo familiar en su casa, la flaca empezó a meterme mano por debajo de la mesa y a acariciarme el bulto del pantalón. Tan dura se me puso la verga que no pude evitar seguirle la corriente a la muy turra y es así como, después de comer, nos fuimos derecho hasta su habitación para sacarnos las ganas de garchar que teníamos encima. Le rompí tanto el orto que la putita tuvo que hacer mucho esfuerzo para no gemir después de todos los pijazos que le pegué a la conchuda.