Le rompí el orto a la mujer de mi amigo, de parado y en la cocina de su casa.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Le rompí el orto a la mujer de mi amigo, de parado y en la cocina de su casa.

La jermu de mi amigo se llama Camila y la flaca está más buena que comer pollo con la mano. No por nada estoy re caliente con ella desde hace un tiempo lago, más específicamente desde que mi amigo se casó con ella. Por suerte se me dio la oportunidad de quedarme a solas con esta perra en celo mientras él iba a comprar el carbón para el asado de la noche y ni bien pude, sorprendí a Camila en la cocina y sin perder el tiempo, la tiré sobre la mesada de espaldas y con las gambas bien abiertas. Manoteé ahí nomás un poco de aceite y eso fue suficiente para lubricarle el ojete a Camila antes de cogérmelo a pleno.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed