Mi mujer siempre lista para sacudirme la poronga luego del laburo

Descripción

La verdad es que el día en el laburo fue fatal pero haber llegado a mi casa y ver a la puta de mi jermu toda para mí es todo lo que necesito para que se me vaya esta cara de orto que tengo encima. Ni bien la vi en la cocina preparando la cena para la noche, al toque me acerqué por atrás y sin mediar palabra alguna, la empecé a tomar fuerte por las caderas. La atorranta ya sabía en qué iba a terminar todo eso a´si que enseguida apagó la ornilla de la cocina porque sabía además que le dedicaría todo el tiempo posible a cogérmela bien fuerte por el culo como tanto le gusta a la viciosa de la pija de mi jermu.