Monja descubre a alumnos garchando y se une al fornicio

8 min
No olvides dar Like si te gustó!

En este estricto colegio de monjas tuvieron que llevar a dos ovejas descarriadas a la sala de detención para ver si así se enfocan más en sus estudios que en andar metiéndose falopa y cogiendo como conejos, la monja fue la encargada de impartir disciplina pero el problema empezó cuando al estar solos, estos pibes empezaron a coger rico, todo por la colegiala que se metió el dedo en la argolla, la monja los encontró en pleno acto de sexo duro, se indignó ante tal desobediencia por supuesto pero luego entendió que debía coger con ellos para entender la forma de combatir su comportamiento de libertinaje sexual, además le gustó que le chupen la concha a esta mujer de dios. 


Compartir Tweet