Sexo anal con piba adicta al sadismo y de rostro angelical

12 min

Su nombre de batalla es Taylor Sands y en esta ocasión la piba se sometió a un sacrificio anal, tanto que requirió de tener un lubricante a la mano porque el pibe que está sometiéndola a ese polvo extremo por el culo tiene la poronga demasiado gorda, pero ella estuvo feliz de saber que iba a ser enfiestada aunque tal vez pensó que no sería una cosa de otro mundo pero lo fue, apenas pudo resistir y hasta lágrimas de dolor dejó caer haciendo que se le corra un poco el maquillaje, pobrecita la pelotuda, lo que hace por amor. 

Compartir Tweet