Siamesas infernales se comen una pija en antro del horror

7 min

Esta es la situación: Un pibe llega de alguna forma a un boliche pero uno perdido en la carretera, en un lugar olvidado donde la policía no llega, el tipo llega y encuentra a minas diabólicas disfrutando de música y buenos tragos, dos de ellas le hacen un pete delicioso pero luego sigue su recorrido hasta que se encuentra a estas siamesas del terror, sin decir nada ya imponen respeto las minas, se llevan al tipo a un sótano donde le entregan las dos conchas para que esta alma perdida pueda cojerse a las siamesas con esa anatomía poco común pero se las come sin temor. 

Compartir Tweet